Trump, cerca de provocar una catástrofe con Norcorea: expertos

0
231

Está por aparecer un libro sobre la presunta colusión con los rusos y el lavado de dinero
Agencias
Guerras fuera y dentro de la Casa Blanca están provocando cada vez mayor preocupación de que el hombre más poderoso del mundo no sólo es inestable, sino que podría provocar un desastre mundial.
Desde la noche del martes, cuando en su tuit para responder al líder norcoreano, Kim Jong-un, que dijo que tiene un botón nuclear sobre su escritorio, Trump escribió: yo también tengo un botón nuclear, pero es mucho más grande & más poderoso que el suyo, ¡y mi botón funciona!, un coro de expertos, ex oficiales, ex funcionarios y periodistas expresaron su preocupación de que Donald Trump pueda detonar una guerra de dimensiones catastróficas. Toda guerra en la historia fue un accidente, dijo una fuente dentro del gobierno de Trump al sitio de noticias Axios. Agregó, en referencia a Trump, que uno nunca sabe qué podría llevarlo más allá del precipicio.
El almirante retirado John Kirby, ex vocero del Pentágono, expresó alarma ante el tuit en entrevista con CNN. Llamarlo infantil sería un insulto a los niños por lo que hizo. Agregó que tiene que haber mucha preocupación por esto en los pasillos del Pentágono y el Departamento de Estado, y expresó que no tenía duda que esto también provocaría confusión en Corea del Norte.
Otros ex altos oficiales y expertos consideraron con alarma que este tipo de afirmaciones acercan al mundo a un conflicto nuclear. Varios señalaron que nunca antes en la era nuclear un presidente se ha atrevido a hacer amenazas de manera tan irresponsable.
Robert Reich, reconocido analista político y ex secretario en el gobierno de Clinton, tuiteó: este loco sigue siendo la persona más poderosa en el planeta con la habilidad de ordenar la destrucción del mundo en poco más de cuatro minutos.
El reportero político Matt Taibbi comentó: “ah, ya hemos llegado a la etapa de ‘mi botón es más grande que el tuyo’ de la historia estadunidense”, mientras otros periodistas preguntaban abiertamente si el presidente padeció de un mal mental. Jake Tapper, conductor de uno de los programas estelares de CNN, indicó: Nada de esto es normal, nada de esto es aceptable, nada de esto es, francamente, un comportamiento estable.
Igual de notables fueron otros –tanto dentro como fuera del gobierno– que aconsejaron que no se debía tomar tan en serio, que no era nada más que otra reacción de Trump por Twitter.
Por cierto, nadie tiene un botón. En Estados Unidos el mecanismo para que un presidente ordene un ataque nuclear está en una maleta que tiene el apodo de el futbol, la cual es cargada por oficiales militares que están siempre cerca del comandante en jefe y que contiene equipo de comunicación y planes bélicos. El presidente tiene que identificarse con claves exclusivas para él –las cuales están grabadas en una tarjeta que siempre lleva consigo (el bisquit)– y transmitir la orden al Pentágono para lanzar un ataque nuclear.
En el frente interno, este miércoles Trump calificó de loco a su ex jefe de estrategia Steve Bannon, después de que su ex íntimo asesor calificó de traición y antipatriótica una reunión entre Donald Trump júnior, con un grupo de rusos durante la campaña presidencial en 2016, que se llevó a cabo en la Torre Trump. Bannon, citado en un libro explosivo que está por aparecer (Fire and Fury: Inside the Trump White House, de Michael Wolff), pronostica que las investigaciones sobre la colusión con los rusos se enfocarán sobre el lavado de dinero y que con ello van a estrellar como huevo a Don júnior en la televisión nacional, reportó The Guardian, que obtuvo copia de la obra.
También pronosticó que la investigación se enfocará en Jared Kushner, yerno del presidente. Peor aún, sugiere que no hay posibilidad de que quienes estaban en la reunión no llevaran a sus huéspedes rusos a verse con Trump en el mismo edificio (Trump ha negado conocimiento de la reunión).
En una declaración por escrito, Trump dijo este miércoles que Bannon no tiene nada que ver conmigo o mi presidencia; tuvo que ver muy poco con nuestra victoria histórica y afirmó que cuando fue despedido, no sólo perdió su trabajo, perdió la razón.
No paró ahí: Trump acusó a Bannon de filtrar información falsa a los medios cuando estaba en la Casa Blanca, y aseguró que nunca tuvo gran influencia en su presidencia, pero usó esa imagen para promoverse y para ayudar a gente a escribir libros falsos.
Bannon mantenía el contacto directo con el mandatario aun después de abandonar la Casa Blanca el verano pasado, tras perder una pugna de palacio contra la familia Trump. Más aún, en la fase final de la campaña y los primeros meses en la Casa Blanca, fue considerado como el cerebro, o el Rasputín detrás del trono. Con esto finaliza el divorcio presidencial con una de las figuras clave de su triunfo.
Por otro lado, Trump continuó sus ataques y promesas de intervención contra otros gobiernos. Esta mañana reiteró su apoyo a las protestas contra el gobierno de Irán. Tengo respeto por el pueblo de Irán mientras intenta reformar su gobierno corrupto. Verán gran apoyo de Estados Unidos en el momento apropiado.
También intensificó sus ataques contra el liderazgo palestino tuiteando que Washington ha pagado cientos de millones de dólares cada año a los palestinos y no recibe ningún agradecimiento ni respeto. Ni siquiera quieren negociar un tan esperado tratado de paz con Israel. Continuó: Pero con los palestinos sin voluntad de negociar paz, ¿por qué debemos hacerles más de estos pagos masivos en el futuro? No se sabe bien qué implican estas declaraciones, pero Nikki Haley, su embajadora ante la Organización de las Naciones Unidas, se había quejado un día antes de que los palestinos rehúsan presentarse en la mesa de negociación de un proceso de paz, advirtiendo que no se están presentando en la mesa, pero piden asistencia. No les vamos a dar esa ayuda, nos vamos a asegurar de que lleguen a la mesa.
En otro tuit aún más ambiguo, Trump amenazó con suspender la asistencia estadunidense a más países, sin especificar más que a uno. No sólo es Pakistán al que le pagamos miles de millones de dólares a cambio de nada, también a tantos y tantos otros.
Pero regresando al mensaje público enviado por Trump amenazando con la muerte de millones de hombres, mujeres y niños en un ataque nuclear, el cineasta Michael Moore comentó también por tuit: “Déjame decirte esto a ti, hombre enfermo y triste. Si Nixon hubiera dicho esto, el Congreso hubiera convocado a una sesión de emergencia & obligarían a sus médicos a declararlo temporalmente incapaz de llevar a cabo las funciones de su trabajo. Lo hubieran sacado atado a una camilla…”
Tal vez lo más alarmante no es Trump, sino todos los demás –dentro y fuera de Estados Unidos– que le permiten actuar de esta manera.

Loading Facebook Comments ...