Brenda Castro cumple sueño en los Games

0
159

Sineli Santos México, Cd. de México

Brenda Castro cumplió uno de sus sueños: participar en el Mundial de ejercicios funcionales siendo la primera latina en calificar.

La ciudad de Madison, Wisconsin, fue el escenario donde la mexicana no sólo demostró su potencial, sino que también aprendió a superar sus miedos y ser más fuerte mentalmente.

“Fui con muchas ganas e ilusiones. Ser la primera latina es para mí algo muy grande y el poder escribir mi historia en este deporte es una gran satisfacción. Realmente sabía de inicio, que es una participación muy importante ya que competí contra las 40 mujeres más expertas del mundo, las más preparadas, y mi inspiración siempre fue llegar hasta el último día de competencia porque sé que cada evento es desafiante, corriendo el riesgo de ser descalificada o poder tener una lesión”.

“En este deporte, influye mucho la mente, llega un punto en el que estás en un evento y tu cuerpo llega al límite del dolor. Sufres mientras estás haciendo una repetición y sabes que te va a seguir doliendo pero debes de seguir hasta terminar. Es muy importante mentalizarte para vencer las barreras y obstáculos cuando te intimidan algunas pruebas”, comentó la atleta Reebok, quien es originaria de Monterrey.

Logrando el puesto 34 de la competencia de ejercicios funcionales en diferentes disciplinas, Brenda Castro no baja la guardia y espera continuar con buen ritmo para poder igualar a su ídolo, la atleta australiana y ganadora de los Games, Tia-Clair Toomey.

“Ella es una gran deportista olímpica, durante dos años ha sido la campeona. Admiro mucho la pasión, disciplina y todo el gran trabajo que hace para mantenerse en este puesto”.

“También admiro a otros deportistas como a Julio César Chávez, su deporte no es muy parecido al mío, pero depende de mucha fuerza y concentración. Admiro la forma en la que ha sobresalido porque es una persona que no se rinde”, señaló Brenda Castro.

La fortaleza para superar cada obstáculo en la pista y en su vida diaria, es contar con gente a su alrededor que la apoya y la motiva, como lo hacen sus papás y su patrocinador, Reebok.

“Al principio mis papás se asustaban mucho con las competencias, pero ahora ya lo asimilaron. Mi mamá sufre más que yo en cada participación y mi papá ni te digo. Están muy orgullosos por la persona que han creado, por el trabajo que han hecho, porque al final soy el reflejo de lo que me han inculcado como persona y como deportista”.

“Es bonito ya que las victorias son compartidas, mis patrocinadores también están al pie del cañón apoyándome siempre. La parte más difícil para un atleta es poder costear todo lo relacionado con su deporte y ellos están muy contentos por los resultados que estoy dando”, agregó.

La siguiente meta de Brenda Castro es volver a participar en una competencia mundial y lograr un top 5.

Loading Facebook Comments ...