Buenos días Chiapas/Francisco Chávez Quiñonez/Fomentemos las visitas a Cuba

0
185

el pasado mes de junio se dio una participación de Chiapas, con programas de la radio, en la Habana. Lástima que no guardé lo publicado, pero muchos de mis lectores lo saben.
Del 3 al 9 de este mes, en Santiago (Cuba) se está realizando el XXXVlll (trigésimo octavo) festival del caribe, fiesta del fuego.
Chiapas está presente. Le explico. La UNACH tiene el centro de estudios para el arte y la cultura. Alumnos, acompañados de maestros están en la isla para participar.
Qué bueno que conocerán la cultura de Chiapas, aunque sea una parte, desde luego; con la coreografía “palabra verdadera” en donde se da a conocer la cultura tojolabal y “Al volante de un automóvil, por la carretera panamericana, de Tuxtla Gutiérrez a la ciudad de México, basado en el poema de Oscar Oliva; y una coreografía basada en ritmos de tierra, de Elena Noriega.
Los docentes que ya están en Santiago son: Claudia Galicia, Sheila Rojas, y Rodolfo Echavarría.
Qué bueno que de esta área de la UNACH alumnos y maestros visitarán la isla cada año.
Y es que de Cuba tenemos mucho que aprender. De culturas prehispánicas ellos nos estudian, pero a partir de la llegada de las primeras carabelas procedentes de España, la isla fue paso y descanso obligado hasta principios del pasado siglo XX. Esto es, que la Habana era paso obligado de muchos vapores hasta la segunda mitad del pasado siglo, en que los jets cruzan ya el Atlántico rumbo a España, Francia, Italia, etc. De Cuba tenemos, repito, mucho que aprender. Empezaríamos por saber cómo le hizo el gobierno, siempre apoyado por su pueblo, para, en verdad, desterrar el analfabetismo.
Es cierto, la isla es pequeña y no llega a 15 millones de habitantes, pero, sin ofender, vea a muchos países de centro y Sudamérica, con poco territorio, con menos de 20 millones de habitantes, en los que, al igual que México, tienen del 20 al 30% de analfabetas ¡Qué vergüenza!
Algo de historia. Siendo presidente de México don Adolfo López Mateos, Fidel Castro llega al poder. Las relaciones fueron cordiales. Nuestro presidente todavía apoyaba a la revolución mexicana, la autodeterminación de los pueblos y el respeto de su soberanía; de ahí que solamente México no estuvo de acuerdo con la expulsión de Cuba de la OEA. Kennedy se portó también respetuoso de la decisión de México, y ya ve usted cual fue el trágico final del siempre bien recordado John.
El SNTE también era revolucionario, de ahí que fueron cientos los maestros que, apoyados por su sindicato, con préstamos con bajos intereses, visitaron Cuba. López Mateos los invitaba a observar cómo Castro iba acabando con los iletrados, abrían más escuelas con maestros voluntarios; esto es, que aceptaban bajos salarios pero, por la revolución, le daban educación a todo el pueblo, a chicos y grandes. Llegaron a la meta del bachillerato. En México todavía no superamos el cuarto año de primaria. (Promedios nacionales).
De Cuba tenemos mucho que aprender. En medicina, gracias al apoyo de España, Francia, Alemania, Italia, etc. La investigación está muy avanzada. La medicina es para todo el pueblo realmente.
Sí, en cuanto pueda vaya a Cuba, disfrute la isla cuando menos un mes. En cultura tiene mucho que ofrecer. Se venden muchos libros, viejos y nuevos.
Sus playas, como las de nuestra Riviera Maya, como playas del Carmen, son también maravillosas, con la diferencia que, mientras se baña, su celular, su cámara, etc. Puede usted dejarlos sobre la toalla. Allá no roban. Por las noches se puede disfrutar el malecón, que está lleno de gente las 24 horas, pero en las noches, con la frescura hay música, baile y mucha diversión, eso sí, “mojito” en mano (me va a regañar mi jefe Noé).
Allá no escuchará las metralletas ni lo asaltarán dentro de un bar o restaurante.
No quisiera aceptarlo y decirlo, pero… tenemos mucho que aprender de Cuba.

Loading Facebook Comments ...