BUENOS DIAS CHIAPAS/Francisco Chávez Quiñonez/

0
331

Urnas al cien por ciento
Como decimos muy sabrosamente: ahí está pues la tiznadera de cientos de casillas ubicadas muy en la sierra, allí los funcionarios del IEPC son maiceados por representantes del PRI, ahora con el Verde. Voltean a ver y no hay moros en la costa, entonces se ponen a sellar en todas las páginas de los cuadernillos, esos que traen la fotografía, votó.
En este Chiapas, con un gobierno ilusionista, dónde quedó la bolita, a rellenar las urnas, en estas mesas votan todos, cómo, sí, todos, el cien por ciento. Algunos ya murieron, pero ahí está su foto en el cuadernillo y se le pone el sellito.
Varía el número de electores, pero no son menos de 400.
En Chiapas tenemos cientos de lugares inaccesibles a los que solamente llegan representantes del PRI- VERDE con un buen billete. Su misión es la de bajar del cerro con las actas en las que increíble el PRI ganó con el cien por ciento ¿cómo? Sí en las casillas de Tuxtla, donde la gente está un poco más leída y escribida jamás han votado arriba del 50%, cómo es que en esas comunidades que no llegan ni a mil habitantes, y es decir mucho, no llegan ni a 500 tlacuaches, cómo es que todos votan?
Ya se los explique pues, así es como ganó Peña Nieto porque ¡imagínese! En toda la república hay decenas de miles de este tipo de asentamientos, con unas cuantas casitas en las que viven, ¡le atinó! Gente muy pobre, muertos de hambre a los que se les da despensa y billetes ese día y así es como van juntando los miles de votos que llegan a sumar millones para el PRI-VERDE. Aparte, ya en las ciudades, se le da a la gente que vota a cambio de dinero una tarjeta Monex o Soriana, y se les dice, se les amenaza: mira, buey, tienes que votar por el PRI, porque si no gana el PRI, esta tarjeta no será activada y mañana cuando vayas a Soriana a comprar tu despensa te dirá el cajero: su tarjeta marca cero centavos. ¿Me entendiste, pendejo? No te quieras pasar de listo recibiendo la tarjeta y votando por otro partido, ya te dije que de ganar otro partido, morenos, azules, amarillos o color chichilco, te llevó la verdolaga. Agradece que el gobierno, perdón, el PRI-VERDE te está apoyando para que compres mil pesos en Soriana, no me vayas a salir con una chingadera.
Así es, mis estimados, de ahí que los partidos opositores al PRI- VERDE deben unirse para cubrir todas las miles de casillas que hay hasta arriba del cerro. Esto que les digo se volverá a repetir, a web. El INE no ve nada. Con los celulares se mandaran quejas al tribunal electoral, que tampoco acepta esas pruebas y el PRI- VERDE ganará otra vez, ¡qué leche! Al igual que lo que sucedió en el Edomex y en Coahuila, que siguen los Moreira. INE, TEPJF y corte de justicia están y estarán atentos a lo que ordene el señor presidente.
Van a ver que cuando “ganó” Carlos Salinas a Don Cuau, me tocó recoger actas del medio rural, en ese tiempo no había celulares para tomarles la foto. De algunas comunidades bien lejanas, salían jinetes a caballo con las actas para llevarlas al distrito correspondiente y de ahí ya por teléfono, se daba la buena nueva: Carlos Salinas está arrasando en Chiapas, con los votos de Chiapas le ganará a Cárdenas.
A mí que me pueden contar estos chavos, con doctorado de sábados y domingos, si yo esto lo viví cuando fui activista del PRI. Allí estábamos, jefe Noé te acordás. Vos también tenés tu historia.
En esa ocasión, el Presidente de la Madrid le pregunta a Don Jorge de la Vega, presidente del PRI (nacional), ¿cómo vamos, señor licenciado?
Bien, señor presidente, solamente vamos perdiendo un distrito.
¿Cuál? Contesta inmediatamente Don Miguel.
Y don Jorge le responde: el Distrito Federal ¡seco!
Así fue, compatriotas, el PRI perdió en el ese entonces D.F., pero con los votos de Chiapas “ganó” Carlos Salinas.
Esta historia puede repetirse, porque la situación social, cultural y económica de Chiapas no ha cambiado desde ese 1988, es más, estamos peor que hace 30 años.
Este gobierno ilusionista, con grandes plásticos nos dice que en todo vamos avanzando ¡ni maiz!; de ahí que las elecciones del próximo año, serán a imagen y semejanza de las que vimos en el EDOMEX.
Ya vienen los secretarios de estado a hacer campaña por Pepe. Hasta van a utilizar esa canción (podrían) que dice: y no es que Pepe no apriete, sino que sabe apretar.
A la tlacuachada le estoy diciendo que su voto no vale menos de mil pesos, que digan que el gas está caro y la inflación también está cabrona. Vamos pues a ver que gane el PRI- VERDE les salga caro y los millonetas que apoyaran se caigan con cheques de ocho dígitos (sin contar los centavos). Priverdistas, ganar, les costará uno y la mitad del otro.

Loading Facebook Comments ...