BUENOS DIAS CHIAPAS/Muchos gritarán ¡imposible! ¡no manches, buey!, etc/francisco chávez quiñonez

0
305

Bueno, esto va para las nuevas generaciones, los chavos que se inician en la política.
Durante muchos sexenios, en el último año de cada uno, en México, así se decía, se decidía; por el santo PRI, quién vendría a gobernarnos porque, no había otro partido de oposición.
Estando yo en la secundaria del ICACH me tocó ver llegar al Dr. Samuel León Brindis. Se dice que don Adolfo Ruíz Cortines lo decidió.
Luego el Lic. Castillo Tielemans, después, con Echeverría; el Dr. Manuel Velasco Suárez.
Y pensamos que estas designaciones lo sería per sécula seculorum, pero un buen día, Pablo Salazar, que llego a senador por el PRI, tal vez solo, tal vez con amigos, urdieron un plan de que podría ser candidato al gobierno de Chiapas apoyado por tres o más partidos de los llamados de oposición (al PRI), como lo fue, en ese tiempo el PRD.
Y es así como se hizo la chica, que va ganando Pablo al santo PRI ¡uta! Se cimbró Chiapas y el mal ejemplo se extendió por toda la república.
Varios partidos unidos empezaron a chingar al PRI.
Con Juan Sabines se reafirma y confirma otra derrota para el PRI. Claro está que este caso se fue al más alto tribunal federal electoral y un ministro de la corte, ya finado, dicen que intervino para que el triunfo fuera para Sabines, y este cobijo a un hijo del ministro los seis.
Ya el caso del actual góber fue un poco diferente, les he contado de que Manolo, con mucho tiempo, pintó miles de bardas en todo Chiapas con la frase vamos guero (sin diéresis).
Visitó municipio tras municipio, se posicionó y se posesionó, de tal manera que, cuando el PRI quiso reaccionar ya no era posible. El PRI valoró que, de no apoyar al VERDE, los chingaba María Elena Orantes.
He dicho pues que Manolete agarró cagando al PRI hace seis años, como le pasó al tigre de Santa Julia.
¿Qué no puede ganar Rutilio?
Así decían de Sabines, pero, ya saben del poder que tienen los virreyes estatales; unos más, otros menos, pero son todopoderosos.
Rutilio puede ganar y también Andrés Manuel puede ganar. Quién me asegura que no será así.
Los virreyes disponen a su antojo de las arcas reales. Aquí en Chiapas, ¿a quién apoyará el virrey con talegas repletas de oro?
Creo que ya nos vamos entendiendo.
Bueno, ahora vamos con que Andrés Manuel puede ganar y, pasados unos meses, Rutilio es mandado a llamar a la CDMX, como pasó con don Jorge de la Vega Domínguez.
Quién me asegura que no será ERA el que termine el sexenio? ¿Ah, verdad?
Mire usted, mejor manejamos esa frase de Clavillazo: “la cosa es calmada”.
O también: calma, Coita, que vamos ganando.
No, para que le digo que no, si sí.
La historia se repite, mi buen lector. Que no les vaya a sorprender pues que nuestro Eduardo Ramírez Aguilar llegue a ser gobernador. “que pase su antojo” diría mi abuelita Serafina.
No se olviden que Chiapas sigue siendo “en el cosmos lo que una flor al viento”.
Y, de no haber un plan de desarrollo nacional, Chiapas, ¡ay, Dios!
Nuestro destino seguirá siendo negro, triste, amargo, cruel, desafortunado. Póngale usted otros calificativos, total, a Chiapas no lo salva nadie.
Volviendo al virrey, pues nada, que tratará de hacer ganar a Rutilio y también que Chiapas le dé el mayor número de votos al peje. Sabines les daba dinero a todos y pareciera que le funciono esa técnica, pero también se dice que, al que a dos amos sirve con alguno queda mal.
Si el nuevo rey es el PRI, nuestro virrey no será molestado porque el que ya fue admitido en la mafia del poder será protegido, como Duarte el de Chihuahua.

Loading Facebook Comments ...