Con gritos de “Asesino, Asesino” Patrocinio González recibe la medalla MAT

0
350

Enrique Vázquez Palacios

Bajo un impresionante dispositivo de seguridad, como si se tratara de una eminencia o de un alto funcionario del gobierno, y con gritos de “asesino, asesino”, José Patrocinio González Garrido, ex gobernador de Chiapas, fue galardonado por la no menos cuestionada LXVI Legislatura local, con la medalla “Miguel Álvarez del Toro”, ante la asistencia de un minúsculo grupo de personas y funcionarios que seguramente fueron obligados a asistir al evento que, a pesar de la lluvia, no fue interrumpido.
Se deduce que por instrucciones del gobernador Manuel Velasco, desde las primeras horas de la mañana de este lunes, decenas de elementos de la Policía Estatal, Municipal; Tránsito del Estado y Municipal, así como guardias de Palacio de Gobierno y del mismo recinto legislativo, mantuvieron una férrea vigilancia para no permitir el acceso a ninguna persona ni a medios de comunicación, que no se hubiesen acreditado con anticipación para estar presentes en el evento, motivo por el que las calles aledañas al Congreso del Estado, como la Calle Central y 1ª. Sur, fueron completamente cerradas a la circulación vehicular y al paso peatonal.
Lo anterior, debido a que desde mucho antes, la comunidad lésbica homosexual y trans, había dado a conocer que se manifestarían al momento en que Patrocinio González llegara para ser galardonado y recibir la medalla “Miguel Álvarez del Toro”, lo cual ocurrió en los instantes que varios integrantes de la comunidad LGBTTI ofrecían una conferencia de prensa frente al Congreso del Estado, quienes a grito en pecho le refutaron los asesinatos de trasvestis y gays cometidos durante su administración, a principios de los años 90, al tiempo que le gritaban “¡¡Asesino. Asesino. Asesino!!”.
Y es que para muchos sectores de la población, pero sobretodo de la comunidad LGBTTI, el galardón que el congreso y el gobierno del estado finalmente otorgaron al ex gobernador Patrocinio González Garrido “está manchado con la sangre de homosexuales, de periodistas, taxistas y profesionistas” que fueron arteramente asesinados durante su administración, esencialmente durante los años 1991-1993.
Cabe señalar que de acuerdo con los casos que en esos años fueron documentados por organismos estatales, nacionales e internacionales, así como medios de comunicación; fueron alrededor de 25 los homosexuales y travestis que murieron siguiendo un mismo “modus operandi”, sin que ninguno de sus presuntos victimarios fueran jamás detenidos por las autoridades.

Loading Facebook Comments ...