DE TODO UN POCO/América Pérez Villatoro/Amigochos: gracias por uno que otro comentario que me han hecho, respecto al tema: “OVNIS”

0
117

Amigochos: gracias por uno que otro comentario que me han hecho, respecto al tema: “OVNIS” de lo que algunos de ustedes les han tocado contemplar en el inmenso espacio, lo que aquí les contaré ya hace años lo hice, cuando al detectarme cáncer de mama, del susto, ni lagrimas salieron de mis ojos, de verdad, es espantosa la noticia, pero si es a tiempo, lo podrán contar cómo yo lo estoy haciendo, gracias a Dios, de verdad, amigas y amigos, cuando pasa algo así, es cuando sabemos hasta qué grado es nuestra fe en Dios. Después del susto, del llanto, la noche que me dijeron, hice lo que les he contado: salir al pequeño patio, poner los dedos en forma de triángulo en la frente, cerrar los ojos, luego mentalmente pido con todas las fuerzas a Dios, al supremo creador, bajo a toda la corte celestial, pido con esa fe que tenemos cuando más lo necesitamos, que saliera bien, que las manos de los médicos hicieran lo que saben, gracias a Dios, me atendieron buenos médicos, encabezados por el Dr. Grajales y médicos amigos de mi hermano, a quienes agradezco siempre. Al volver de la anestesia, todavía recuerdo la risa de las amistades, sin querer me solté insultando a un partido político, escuché entre sueños la carcajada de quienes lo escucharon, al rato llegó el Dr. Grajales, le hice una seña se acercó y le dije: Dr. Me hubiera quitado una bolita, pero de “años” sorprendido, sonrió, no podía creer mi sentido del humor, así, toda llena de tubos, después llegaron las quimios, a las que acudía con fe, de lejos veía a mis compañeras de tratamiento, dobladas, completamente, sin ánimo y yo, ahora me apena recordarlo, hable y hable, posiblemente de miedo, diciéndoles mis poemas, anécdotas, la señora que me acompañaba (Lucy, gracias) a cada rato me preguntaba ¿no se siente mal?… no, le contestaba, por favor páseme mi tamalito, mi yogurt, tome el suyo, tengo hambre, así pasaban horas, mi hija Sandra, al irme a recoger, me preguntaba lo mismo, así después viajamos al D.F. al hospital siglo XXl, me habían dicho tantas cosas, al recibirme el Dr. Alejandro Villalvaso (primo del comunicador de TV azteca) le dije: tengo miedo, contestó con una sonrisa: así soy feito, ni modo, médico con sentido del humor, que inspira confianza, lo recuerdo con cariño, por el apoyo moral que me dio, gracias, dónde quiera que esté… les voy a decir a quienes tengan un mal tremendo: no tengan miedo, primero al descubrir en su cuerpo algo anormal, acuda al médico pronto, cosa que no hacemos por temor, nos ponemos en peligro.
Tenemos que estar pendientes de los cambios en nuestro cuerpo, un aviso a tiempo, salva nuestra vida, tenemos en el país muy buenos médicos, cuidemos y cuiden a sus familias, hoy les puedo decir que tuve que acudir a la medicina herbolaria, por no poder tomar algunas del IMSS, antes de todo casualmente leí que un científico descubrió que el más humilde y barato del botiquín, bicarbonato, prevenía y curaba el cáncer, el científico dicen fue perseguido por los dueños de laboratorios, al no convenirles su descubrimiento, sin exagerar, en un vaso con limonada o naranjada, se pone una pizca de bicarbonato, que sabe rico, a soda, lo tomé primero 3 meses, luego dos o tres veces a la semana, leí también que la guanábana era lo más efectivo para lo mismo, empecé a poner en un litro de agua 12 hojas de la misma, dejaba hervirlo 15 minutos, enfriar y tomarlo como agua de tiempo, comer la fruta de la misma y gracias a Dios AQUÍ ESTOY… contándoles mis experiencias feas de salud, que a cualquier ser humano puede atacar, pero si no hay FE, ESPERANZA, los médicos no pueden hacer nada… años después tuve otro problema, ahí mismo en el bendito IMSS, un médico que cubría vacaciones, me dijo crudamente, no sabemos qué hacer con usted, por su edad (era el estómago) la tenemos que abrir en canal, así me dijo, le contesté enojada, soy Villatoro, no vaca, me baje de la cama y salí al corredor de la institución, encuentro un cuarto vacío, sin pacientes, entré, corrí la cortina, me pare frente a la ventana (tercer piso) desde ahí veía a las garzas, los patos, en el río Sabinal, de pronto me encontré haciendo lo mismo que les digo con las manos en la frente, escuchó a mi hija llamándome, pensó que me había salido con bata huyendo, le contesté, le dije lo que estaba haciendo (ella fue la que descubrió el OVNI flotando sobre el árbol, aquella madrugada de bendita de enero del 66) me dijo muy seria, que bueno mamita, háblale a tus amigos, es en serio, de verdad, prohibido reírse… por eso recuerdo con cariño y respeto al Lic. Pedro Ferris Santacruz, aquella platica interesante que sin saberlo lo vieron millones aquel julio del 76… hagan la prueba, solo digan lo que quieran con la mente y que yo les conté… no se rían…
Gracias don Pedro Ferris Santacruz, que Dios lo tenga en un lugar especial… AMIGOCHOS, no se preocupen, solo léanme por favor, los quiero mucho!!

Loading Facebook Comments ...