El Estado continúa aniquilando a los pueblos originarios: Párroco Marcelo

0
421

Por Carlos Rafael Coutiño Camacho.- El municipio de Chalchihuitán es solo un eslabón de la gran problemática que vive todo el Estado de Chiapas, en particular los indígenas y campesinos, dio a conocer en Reporte Meridiano de Péndulo de Chiapas, el padre Marcelo Pérez Pérez.
La ola de muerte, es el reflejo del sistema de gobierno actual, retomó las palabras del Papa Francisco, quien anotó que este sistema ya no se aguanta, es salvaje, genera mucha violencia, se preguntó cuantos muertos ha generado el sistema gubernamental en el caso de Chenalhó.
Más adelante, retomó su propia pregunta y expuso cuantos muertos más producto de la presencia de esos partidos políticos, no solo en este lugar sino en todo Chiapas y todo México, hay que ver si las muertes son buenas y en que ayuda al mandato de Dios, sentenció el sacerdote Pérez Pérez.
Aseguró que es muy lamentable que los niños estén perdiendo la vida, ahora ya tiene los nombres y hay un dato mayor de lo que el edil de Chalchihuitán había dado a conocer en una entrevista dada en su momento a través de las redes sociales del sacerdote.
Hoy Chalchihuitán está en el ojo del huracán porque así se ha dado a conocer a través de los medios de comunicación tanto nacional e internacional ahora, pero no es el único caso, ya que se tiene muchos problemas similares en otros municipios de la misma entidad chiapaneca.
De acuerdo al párroco católico, es necesario que la iglesia levante la voz a nombre del pueblo dañado, al pueblo que sufre constantemente por un sistema que ha caído en acción de beligerancia en contra de los pobres de Chiapas como de México y de todo el mundo.
Al hablar sobre los espacios que se tienen para centros de acopio de ropa y comida, anotó el caso de San Cristóbal de las Casas, Tuxtla Gutiérrez, así como las parroquias de la frailesca, que están recibiendo especialmente comida que es lo que ha causado la muerte de varios indígenas.
Subrayó en la entrevista telefónica, que es momento de poder hacer algo por la vida de quienes menos tienen como son los indígenas ahora de este municipio, insistió también que es el sistema lo que está causando el problema en todas partes y que seguirá si no hay un cambio radical.
Llamo a cumplir el mandamiento quinto de la Ley de Dios, que es no matar, la gente tiene derecho a vivir subrayó, pidió alzar la voz a nombre de ellos los indígenas, pero también que esa voz se haga escuchar en todos los rincones a nivel mundial, y que esas voces sean en todas partes.
La Iglesia Católica, está tomando estas acciones con seriedad y trabaja para evitar fenómenos de violencia creadas por las autoridades y sus intereses con grupos internacionales que están atacando a los dueños legítimos de la tierra como es la zona indígena de cualquier punto del estado.

Loading Facebook Comments ...