EL JUEGO DEL HOMBRE/LUIS ENRIQUE VÁZQUEZ NAVA/CON DINERO BAILA EL PERRO, ¿Y EL DEPORTIVISMO? A CHIFLAR SU FLAUTA

0
236

En la FEMEXFUT no hay nada escrito sobre piedra, si hay dinero de por medio, están dispuestos a cambiar reglamentos que incluso habían perjurado eran definitivos. Después de la Final del Clausura 2018, en la que Cafetaleros se coronó campeón al derrotar a Leones Negros de la U. de G., el Presidente de la Federación Mexicana de Fútbol, Enrique Bonilla, declaró que ni los tapachultecos ni los oaxaqueños habían logrado la certificación hecha a todos los clubes de la división, al momento en que las nuevas reformas habían sido aprobadas a finales de 2017, cuando entró en vigor la nueva reglamentación entre Liga MX y Ascenso MX. Por lo que, quien ganase éste campeón de campeones, no ascendería.
La traba que pone la FEMEXFUT a Tapachula y Oaxaca, además de 8 equipos más que integran la liga del “Ascenso” MX, es que todos éstos clubes no cuentan con la infraestructura para participar en la Primera División. Cuando la realidad es que el “proyecto de mejora de nuestro fútbol”, como nombra a las reformas al reglamento la Federación Mexicana de Fútbol, tienen como fin sellar la Primera División, evitando que desciendan los clubes de Liga MX, y que son por sí mismos las estructuras deportivas y empresariales más potentes, para que de ésta manera no pierdan ni pongan en riesgo su patrimonio.
En esa misma intervención, le preguntaron acerca de la situación de Lobos BUAP, el equipo de Primera División que terminó último de la tabla porcentual al finalizar la temporada, y que según el nuevo reglamento, tiene la oportunidad de pagar la fianza de 120 millones de pesos -dinero que recibiría el equipo campeonísimo del Ascenso MX, y que serviría a éste para desarrollar su infraestructura y lograr la certificación-, inversión con la que permanecería en Liga MX; pero de no hacerlo la próxima temporada de Primera División se jugaría con 17 equipos.
Lobos BUAP ascendió a Liga MX la temporada anterior, logrando el mérito deportivo al vencer a Dorados de Sinaloa en el Campeón de Campeones que hoy día disputan Tapachula y Oaxaca. De la misma forma que ocurre con los equipos del sur, Lobos es un equipo que no agrada a la Federación. Desafortunadamente para ellos, el nivel de Primera División les rebasó y terminaron últimos en la tabla porcentual.
El día de ayer por la mañana, José Hanan, miembro del patronato de Lobos BUAP, declaró a ESPN que ya contaban con los 120 millones de pesos, dinero que provenía de socios empresarios dispuestos a solventar el gasto con tal de que el equipo permanezca en Liga MX. Sin embargo, la FEMEXFUT está bloqueando el pago del dinero, que según estipula el reglamento debe ser depositado hasta el viernes 11 de mayo a las 19:00 horas, es decir el día de hoy.
“Lobos BUAP ya consiguió el dinero, los 120 millones de pesos que por reglamento piden para poder permanecer en la Primera División, pero a la hora que se habló a la FMF para ver dónde depositamos el dinero, nos contestan a través de oficios que no nos pueden recibir el dinero, porque ahora resulta que antes de recibir el dinero lo tiene que abalar la Junta de Dueños, que se va a hacer el próximo 16 o 17 de mayo”, explicó Hanan.
La FEMEXFUT, según Hanan, hizo oídos sordos una vez que en el organismo rector del fútbol profesional en México hay un conflicto de intereses, pues bien pueden recibir mucho más dinero si venden la franquicia al mejor postor. Es decir, que el deportivismo vale un sorbete, y aunque Cafetaleros –que por ahora va arriba en la serie vs Alebrijes- que ha demostrado en la cancha ser un equipo digno de Primera División, no sería el promovido a ocupar el lugar sino el mejor postor, quien pague más. Pues la Federación, de recibir 6 millones de dólares, bien podría recibir 15. José Hanan acusó a Enrique Bonilla.
“Es Enrique Bonilla, quien ya tiene todo hecho para hacer una licitación y pasarse por el arco del triunfo el reglamento, porque a nosotros todo lo que nos han pedido, además de 14 mil papeles, ahora nos dicen que no pueden recibir el dinero”, culminó Hanan en esa entrevista.
Horas más tarde, el directivo presentó su renuncia a Lobos BUAP, y ya fuera de la institución, ahondó mucho más en el tema, nuevamente en entrevista para el mismo medio.
“Acá el temor que yo tengo en lo personal es que se pase la fecha que dice el reglamento, y digan, ‘como no pagaron’, y entonces ahora sí cambiando y tergiversando todo el reglamento se pueda subastar una nueva franquicia, que dicen de bote, va a salir en 15 millones de dólares, para lo cual ya hay tiradores que están dentro de la Federación Mexicana de Fútbol, que son propietarios de equipos, y que se quieren llevar el fútbol de Primera División a Tampico… Irarragorri –propietario Santos Laguna- hizo una oferta hace unos días a la directiva de Lobos BUAP, ofreció 15 millones de dólares por el equipo pero con la condición de que pagaba, y se llevaba al equipo a Tampico.”
Dejó botando el balón, el ahora ex miembro del patronato de Lobos BUAP, abriendo los ojos de la cada vez más decepcionada afición al fútbol en México, haciendo pública la verdadera situación detrás de la corruptela promovida por la actual dirigencia del fútbol nacional, empeñada en desmadrar el deportivismo. En los próximos días se escribirán más capítulos de ésta triste historia: nuestro fútbol está cayendo por el despeñadero.

Loading Facebook Comments ...