La lectura de la primera sesión en el senado: Decepción total/Raúl Ríos Trujillo

0
139

En muy poco tiempo ha quedado claro cómo se dirimirán los asuntos en los próximos seis años, si tomamos en cuenta el enorme potencial de expectativas que dejó el triunfo de una nueva fuerza política en México podemos asegurar que desde la primera sesión en la cámara alta del Congreso de la Unión, precisamente uno de los puntos neurálgicos en donde se desarrollará el ejercicio del poder en México, nos podemos dar cuenta de que la mesa está cojeando, algo no está saliendo como se esperaba saliera.
Así es, luego de la celebración de una primera etapa en donde la ciudadanía atenta, (Por primera vez en su historia el Canal del Congreso tuvo altos puntos de rating), pudo observar un ejercicio equilibrado y hasta critico sobre uno de los puntos del día, sólo bastaron poco menos de dos horas para ser testigos de lo mismo que hemos visto siempre.
Y es la verdad, justo cuando el punto a tratar fue la licencia que el Senador Manuel Velasco Coéllo pidiera al pleno para regresar a Chiapas a continuar con su administración al frente del gobierno, la atención se centró en lo que estaba ocurriendo, en un primer momento la bancada de MORENA en el Senado mandó la señal del “no”. El permiso o la licencia se negaba, pasó de todo entonces, los actores políticos brincaron del azoro a la euforia o la frustración, fue un momento de catarsis que todo mundo celebró o lamentó no únicamente en Chiapas.
No obstante no pasó mucho tiempo para que aquello que se avizoraba como una verdadera señal de cambio se nublara como cielo azul a punto de la tormenta, justo al final de la sesión se anunció que se pondría a consideración del pleno la modificación en la agenda un punto pendiente, nuevamente la solicitud de licencia de Manuel Velasco puso de cabeza y dividió el escenario en la cámara alta.
Hubieron reclamos abiertos, algunos se empeñaron en señalar que votar una resolución de forma distinta dos veces en el mismo día enviaría un mal precedente justo en el arranque de la legislatura, senadores como Ricardo Monreal defendieron con los dientes el derecho de Manuel Velasco a solicitar licencia, otros como Victor Castro también de MORENA se opusieron abiertamente, luego de casi seis horas de debate se votó a favor, los que en un primer momento se habían abstenido de emitir su voto ahora lo haría por el sí, lo que permitió que la sesión cerrara con la solicitud aprobada.
Los que pensaban que la cosa terminaba ahí se equivocan, en realidad lo que pasó en esta sesión es únicamente el inicio de algo que recurrentemente veremos repetirse los próximos seis años, está claro, los que de una u otra forma teníamos expectativas altas del Poder de la Unión podemos abandonarlas, lo que vimos ayer fue el privilegio a las alianzas y a los contubernios políticos, cero razonamiento, cero principio de actuación ética y sobre todo, cero congruencia con el discurso que enarbolara el presidente electo Andrés Manuel López Obrador por la abolición de la corrupción en México, decepción total.
Pero parafraseando la misma idea, si pensamos que esta primera prueba fue superada para bien o para mal por los nuevos legisladores de mayoría MORENA, la respuesta es que no la pasaron, la desaprobación fue total, en redes sociales pudo leerse a la ciudadanía expresando su repudio, no a la idea de licencia para que regresara Manuel Velasco a Chiapas, si no a la obviedad con la que actuaron los senadores de MORENA, cambiaron su decisión por simple cabildeo y negociación, no la reflexionaron y sobre todo no repararon en el impacto de la misma, en pocas palabras permitieron el atropello y el abuso a cambio de unas cuantas monedas.
Una reflexión final nos queda, en la primera parte de la sesión de ayer, justo cuando se votó por el no retorno de Manuel Velasco a Chiapas la lectura la dieron los senadores que se abstuvieron de votar, entre ellos los de Chiapas Eduardo Ramírez Aguilar y Sazil de León Villard, ellos firmemente ligados a la figura de Velasco simplemente no supieron reaccionar y desobedeciendo la línea de MORENA no votaron en contra, claro, tampoco traicionaron al del Verde Ecologista y prefirieron abstenerse para después corregir en una segunda vuelta.
A estos legisladores, así como a otros que primero se abstuvieron y luego votaron a favor se les olvida que la voluntad a la que deben obedecer no es la de sus padrinazgos políticos si no la del pueblo de Chiapas, interesantes los momentos que vamos a vivir en las próximas horas, aquí estaremos listos para relatárselos. Salud y Libertad.

Loading Facebook Comments ...