PURO FÚTBOL NUEVO MÉXICO II

0
46

POR LUIS ENRIQUE “EL FRANCÉS” VÁZQUEZ

Bienvenidos a la segunda edición de “Puro Fútbol Nuevo México”, la sección del campeonato más importante de fútbol 11 en la región de La Fraylesca chiapaneca. Ha llegado el momento de la verdad, ha finalizado la temporada regular y con ello arranca la fase definitiva de la Liga Premier NMX: los mejores 8 equipos del campeonato van a batirse en busca de llegar a la Gran Final por el Título.

Estuve presente en la Liguilla por el título del campeonato pasado, la Liga NMX Temporada 2017 – 2018, a la que después de mucho trabajo clasificamos como 1ER Lugar con cosecha de 46 puntos en 17 partidos de temporada regular. Mañosos Club enfrentó al Deportivo Nuevo México, Clásico de Clásicos por Cuartos de Final, luego de que en la junta de dueños previo a arrancar la liguilla el presidente de la organización, hiciera ajustes para subir al Atlético Nuevo México de 8vo a 7mo y bajase al “Depor” a la última posición.

Antes de que esto sucediera, la organización del campeonato nos acusó de no presentar tarjetas en el último partido de la temporada regular ante San José, lo cual sucedió. Pero maliciosamente fijaron la multa con la exorbitante cantidad de $3,000, a pagarse como limite al mediodía del día siguiente, en 18 horas, de lo contrario no jugaríamos cuartos de final y seríamos descalificados. Don Edgar Hernández, propietario de Mañosos Club pagó en ese mismo momento la multa, y entonces el hombre el mando de la liga Jesús Morales inventó otro par de sanciones, ahora contra el Deportivo, para que el emparejamiento se diera.

Mañosos Club es el equipo más odiado de Nuevo México, y suele competir en contra de los organizadores de la liga torneo tras torneo. Y es la misma razón por la que en las Finales anteriores el Deportivo Nuevo México ha sido favorecido para vencernos. Bajo esas condiciones competimos y no nos rajamos, es parte de la empresa y el reto, todo el mundo aquí lo sabe, que a Los Mañosos le pitan chueco.

Los organizadores nos querían fuera lo antes posible y nos enfrentaron a nuestro archirrival, que independientemente de ser favorecidos por el arbitraje cuando juegan contra nosotros, nada les quita que son un equipazo con mucha historia a cuestas.

Mi primer etapa en Mañosos Club ocurrió en la Liga NMX Temporada 2017, aquella ocasión salí junto a Abel Hernández tras una disputa al medio tiempo, en un partido de fase regular en contra del Sporting. Desde entonces, fin de semana a fin de semana pensaba en el club y lo mucho que extrañaba estar al borde del área. Don Edgar dirigió a Mañosos Club hasta la Gran Final en contra del Deportivo Nuevo México.

Cuando me enteré, llamé a Don Edgar para felicitarle por lo hecho y me dijo “¿Vas a venir?”, “Allí estaremos” respondí. Aquel domingo de Gran Final por Nuevo México me levanté temprano, dejé la ropa lista la noche anterior y me vestí siguiendo el ritual del aficionado, botas, pantalón, camisa y la camiseta de La Maña amarrada sobre el cuello.

Salí de mi casa y me dirigí a la 9na Sur a tomar el camión Tuxtla Gutiérrez – Ocozocoautla, y en Coita tomé taxi para Nuevo México. Bajé en el Deportivo Octavio Márquez. En el césped, el Choque de Gigantes. La cancha estaba llena, cada equipo con una gran cantidad de porra, nosotros éramos más. Me acerqué a “La Mañosa” y allí estaba Don Edgar, quien tenía una cinta atada en la cabeza, “Mañosos Club”, había mandado a hacer cintas para todos, todos tenían una en la cabeza al igual que él.

Le saludé y me dijo, “vete allí, allí está tu lugar”, señaló el área técnica. Yo tenía pensado asistir como aficionado, y después de tantos partidos de ausencia estaba allí en el área técnica. Deportivo anotó el 1 x 0 en el segundo tiempo, 4 x 3 marcador global, y ellos festejaron. Nuestro ánimo cayó al suelo, mi aliento no funcionaba, mis palabras caían al suelo, mi voz no tenía poder, les había dejado y ahora regresaba en el momento cumbre.

Mañosos estaba desconectado y no pude hacer nada, el partido terminó y nuestro rival se coronó. Una inmensa tristeza me sacudió, no podía hablar. Asistimos a la comida que preparó Don Edgar en casa de Héctor “La Flecha” Hernández y allí no pude soportar pasar más tiempo en Nuevo México, decidí partir de vuelta a Tuxtla. Cuando me despedí de Don Edgar me preguntó “¿Vas a estar la próximo temporada?”, “Claro que sí, aquí estaremos”, respondí.

Cuando “Chusi” bajó al “Depor” a la 8va posición para enfrentarnos, todos lo sabíamos en Mañosos, era tiempo de ajustar cuentas. Al día siguiente nada podía detenernos, ningún arbitraje iba a impedirlo, incluso cuando nos anularon un gol que pudo significar el 1 x 0, no bajamos los brazos, y rápidamente volvimos a penetrar el arco de nuestro rival.

Después del 1 x 0 de Julían Nucamendi, en el mejor partido que mis ojos han visto del gran mediocampista ofensivo, vino un golazo de “Kolo” Morales, que fuera del área y en un pestañeo se dio la vuelta y bombeó el balón sobre la portería de “La Rocola” para el 2 x 0. Kolo festejó efusivamente y aprovecharon para sacarle una amarilla, a la siguiente jugada lo expulsaron injustamente.

Nos quedamos con 10 jugadores, pero nuestro rival no supo tomar ventaja de ello y unos minutos después “El Pañal” se barrió de fea forma sobre nuestro capitán Pablo Domínguez, todos los presentes protestaron y el árbitro no pudo hacer otra cosa más que sacarle la roja directa al delantero del Deportivo. 2 x 0 Mañosos, 10 contra 10, así nos fuimos al descanso.

Para el segundo tiempo, arrancando, el Deportivo se acercó en el marcador 2 x 1. Pero nosotros éramos dueños de las emociones y del balón. Julían bailó en el área del Deportivo, con tremenda calma se quitó adversarios de en frente hasta hacerse de un espacio y cuando lo tuvo definió abajo pegado al poste, 3 x 1 Mañosos.

Con nuestro rival jugado al frente, recuperamos el balón y Gabi Ruiz condujo por la media derecha, “¡¡¡AVANZA AVANZA!!!” grité, por el centro corría “Poli” Pérez, “¡¡¡CENTRO CENTRO!!!” Gabi mandó el centro y Poli llegó antes que “La Rocola”, punteando el esférico por debajo de los pies del portero, el balón rodó hasta la meta ¡¡¡¡GOOOOOOOOOOOOOOOL!!!!! Poli corrió a abrazarme hasta la banca. Estábamos cerca, una lágrima salió de mis ojos.
ÉSTE RELATO CONTINUARÁ EN LA PRÓXIMA EDICIÓN DE PURO FÚTBOL NUEVO MÉXICO…

Loading Facebook Comments ...