Quién es Quén/EL DIA DE LA LIBERTAD DE PRENSA/Noé Farrera Morales

0
141

Si bien, el día tres de mayo es el día mundial de la libertad de prensa establecido por la ONU; aquí en nuestro país y consecuentemente en nuestro estado, el 3 de mayo es la festividad religiosa de la Santa Cruz y de Sonora a Yucatán es el día destinado a los albañiles, ya sean peones, matacuaces, medias cucharas o maestros albañiles y los maestros de obra. Esta feche también está dedicada a los arquitectos a los que entre broma y serio les dicen “albañiles con título”.
Pues bien, desde el primero y el dos de mayo quienes tienen una obra en construcción, se preparan con cohetes o triques, cervezas y bebidas espirituosas para celebrar el día de la Santa Cruz. En este día los alarifes adornan la obra de albañilería con flores de papel de china o de papel crepé, llevan a la obra una estampa religiosa y después de algunas oraciones empiezan las libaciones y después la correspondiente comida. Obviamente, el día es de asueto para los que trabajan en la construcción.
Pero el día de la libertad de prensa en México es el siete de junio. En este día se recuerda el derecho a la libertad de expresión que está consignado en la Constitución Política en vigor.
De manera sucinta podemos asentar que la libertad de prensa es la existencia de garantías con las que los ciudadanos tengan el derecho de organizarse para la edición de medios de comunicación cuyos contenidos no estén controlados ni censurados por los poderes del Estado. Y que toda persona pueda publicar sus ideas libremente y sin censura previa.
La libre manifestación de las ideas está consagrada en nuestra Carta Magna en los artículos 6º y 7º; y fue en el sexenio del gobierno del Presidente Miguel Alemán Valdés, quien estableció el 7 de junio de 1952 como el Día de la libertad de expresión en México.
Por la índole del festejo, el siete de junio debe conmemorarse la aparición de noticias editadas de manera periódica y quienes elaboran los órganos de difusión. En la Nueva España, que era el virreinato de la Nueva España, el virrey Juan Antonio Castorena y Urzúa, Segundo conde de Revillagigedo, el primero de enero de i722 crea la denominada Gaceta de México y Noticias de la Nueva España.
La información que contenía se refería a las actividades del virrey, fenómenos naturales y movimientos portuarios. Respecto de Europa se publicaban cuestiones relacionadas con la guerra y situaciones de la nobleza, incluyendo la monarquía, lo que pretendía generar una relación entre los habitantes de la América ibera y los centros de poder religioso y político que imperaban tanto en España como en el virreinato.
Ya en el México independiente, de 1821 en adelante los periódicos tomaron el papel de propagandistas de las diferentes corrientes políticas, ya fueran centralistas o federalistas, fueran reaccionarios, conservadores o liberales.
En la época revolucionaria armada de México, entre 1910 y 1924, cada jefe militar tenía sus redactores para difundir los resultados de las batallas, tanto armadas como ideológicas.
Conforme se institucionalizó la Revolución, después de la muerte de Obregón y el maximato del general Calles, los periódicos en México fueron meros apéndices del poder ejecutivo. Los periódicos se volvieron dependientes de la ubre gubernamental y eran unos cuantos.
En la República Mexicana, después del régimen cardenista, se creó una dependencia de gobierno que era la única que podía importar del extranjero el papel periódico, aparte de que les abría créditos a los periódicos registrados. Esa era de las maneras que el gobierno usaba para controlar los periódicos y las revistas.
De 1940 en adelante, los editores de periódicos se reunían precisamente el 7 de junio de cada año para hacer un besamanos al presidente de la República y reiterarle su sumisión a las causas del régimen.
El besamanos del 7 de junio se hizo costumbre, ahí llegaban los directivos de los principales diarios del país, como La Prensa, el Excélsior, el Novedades, el Demócrata y otros que escapan a nuestra memoria.
El presidente Miguel Alemán en el último año de su sexenio en 1952, publicó un acuerdo para dejar establecido el día de la libertad de prensa.
Aquí en nuestra patria chica hay bastantes periódicos y revistas, controlados por una oficina de Comunicación Social que administra los recursos destinados a los periódicos y revistas del estado de Chiapas.
Así que hay dos fechas, el tres de mayo y el siete de junio. Los periodistas tienen para escoger.

Loading Facebook Comments ...