Quién es Quién/Martha Sahagún de la política al poder/Noé Farrera Morales

0
164

Amable lector lo que a continuación vamos a escribir si hay algún parecido con alguna dama de poder en Chiapas es pura casualidad.
Baja de estatura, menuda, Martha Sahagún causo estupor entre la comunidad periodística de Guanajuato apenas se hizo cargo de la coordinación de comunicación social en el gobierno de Vicente Fox.
Ama de casa de origen michoacano, panista clase mediera de Celaya, era una desconocida en el medio.
Pronto se supo cuál sería su estilo: polémico, como hasta ahora.
Desde el primer día reconoció sus limitaciones: “admito que no sé nada de comunicación, pero quiero armar un equipo para cuidar la imagen del gobierno del licenciado Vicente”.
Y lo logro mediante planas y planas de publicidad gubernamental, según dicen sus críticos.
“mantuvo un al to gasto publicitario. Los periódicos estábamos encantados”, recuerda Arnoldo Cuellar Ornelas director general del correo. Dice que Martha Sahagún se mantenía atenta a todo lo que difundían los medios.
“no dejaba pasar una. Si salía algo crítico, hablaba en el mejor de los tonos, pero estaba pendiente”.
Aturdida con decenas de llamadas telefónicas a los directores para promover a su jefe.
“era un cliente muy importante. Si un día hablaba para decir que le sacaran una nota, tenía que ser suicida para decir que no”, razona Cuellar Ornelas y argumente:
“si el cuate de la General Motors, que me compro 20 planas, me dice que no publique que se le poncharon las llantas al coche del gobernador, que es de general motors, le debo tener consideración. Es el problema de los medios que no vivimos de la circulación, s i no de la publicidad”.
Ornelas reconoce que el dinero que repartía mediante la publicidad oficial daba a Martha un poder de prestigio, pero aclara que las 8 columnas que exigía “generalmente” valían como tales: “a un gobernador priista se le hubiera dado, y quizá las hubiera pagado como gacetillas”.
¿Con que gobierno se gastó más en comunicación con el de Carlos Medina Plascencia o con el de Fox?
Con Fox.
Sahagún reprodujo con su peculiar estilo esquemas viciosos gobierno-prensa en la administración interina de Medina había liquidado, lo que confornto con los medios.
“Si bien no daba chayo a los periodistas, Martha reanudo las viejas relaciones con los medios”, recuerda un funcionario de prensa local. “se aparecieron los pasquines, pues le daba publicidad solo para que apareciera la foto de Fox”
La recomendación.

Inicialmente, el gobernador Fox había ofrecido a Martha el DIF estatal. Pero circunstancias diversas la condujeron a Comunicación Social.
Mucho contó la recomendación de un personaje clave en su desempeño como funcionaria: Alejandro Torres.
“mejor acepta comunicación social. Yo te ayudo”, le dijo Torres mercadologo de León, que se convirtió en su “gurú”.
Propietario de la empresa Pull y Push, torres trabo amistad con Sahagún poco antes de que ella compitiera por la alcaldía de Celaya, en 1994, y perdió, “por falta de decisión”, dice el experto.
Martha Sahagún contrato asesorías para darle una proyección casi de secretaria a la coordinación de comunicación social. Uno de los asesores fue Virgilio Caballero.
Gracias a las asesorías, el área de radio y televisión, a cargo de Juan Aguilera, se convirtió en dirección, y se crearon las de proyectos estratégicos, a cargo de Darío Mendoza, internet, bajo la responsabilidad de Martha Mandujano, para envía información y propaganda a unos 500 medios nacionales, sobre todo a columnistas, para proyectar a Fox a todo el país.
Creo también la dirección de relaciones públicas, a cargo de Gina Morris, hija de José Morris, ex director de radio y televisión de Guanajuato.
Poco a poco, la Sahagún aumento su poder, sobre todo porque centralizo toda la información del gobierno estatal, lo que provoco pleitos con los integrantes del gabinete, pero Fox los metía en cintura.
“a todas luces, se sobregiraba los gastos en comunicación social”, recuerda Francisco Arroyo Vieira, diputado local priista en el último año del gobierno interino de Medina Plascencia y en los dos primeros de Fox.
“para el congreso era muy difícil auditar los gastos en comunicación, porque no estaban concentrados en una sola dependencia, sino en muchas”, añade el ahora coordinador de la diputación priista, que sin embargo, acepta que la cuenta pública era siempre impecable.

El dispendio.
Con el fin de proyectar a Fox a novel nacional y hacerlo candidato a la presidencia por el PAN se rompió el esquema de relación con los medios impuesto por el gobierno de Medina Plascencia y aplicado por Alfredo Anda Páez.
Periodistas que fue jefe de prensa de Manuel J. Clouthier de la confederación patronal de la república mexicana (Coparmex), Anda Páez sufrió los embates de los medios de León como coordinador de comunicación social del ayuntamiento presidido por Medina Plascencia, en 1988.
“había corrupción en todos los niveles y el gobierno daba todo: desde el marranito para el cumpleaños del hijo del periodista, hacerle el paro a los que iban a un prostíbulo o darles un aventón, ya borrachos, a su domicilio”.
La nueva administración municipal de León afronto “una guerra” por cortar esas ayudas “a los reporteros” y oponerse a pagar publicidad al doble de lo que cobraban oficialmente.
“Los ataques sistemáticos” de que era objeto el ayuntamiento se recrudecieron cuando Medina Plascencia fue designado gobernador interino, de los cuestionados comicios de 1991. “la guerra fue terrible”, evoca Anda Páez.
A tal punto eran los ataques al gobierno estatal, que particularmente Medina, Anda Páez confiesa: “llorando por dentro, le dice a Carlos: “yo sé cómo solucionar esto”. No me respondió. Ya lo iniciamos y ahora vamos a continuar. Estamos abriendo surcos”.
¿Qué significaba “solucionar esto”? regresar a los antiguos esquemas.
¿Hasta ese punto?
“tanto exageraron los medios, que a Medina lo convirtieron en víctima. Los abusos de la prensa acabaron por desprestigiar el oficio y hacer a Carlos Muy conocido y hasta querido”, dice el periodista.
¿Hubo un cambio en cuanto al gasto en comunicación social durante el gobierno de Fox? se le pregunta Anda Páez.
Fox sabe de mercadotecnia responde esquivo.
Reacio a opinar sobre la labor de Sahagún, su sucesora en la coordinación de comunicación social, prefiere elogiar la capacidad de Fox para promoverse: “puso a Martha para limar asperezas con los medios después de Medina”.
Y considera que la exitosa campaña presidencial de Fox es mérito del propio Vicente el hizo su campaña, no es porque trajera un excelente equipo detrás”.
En efecto, coincide Arnoldo Cuellar el director general del correo, justamente uno de los periódicos que confrontaron a Medina: si no fuera por Fox, Sahagún no sería la comunicadora a la que todo el mundo tiene que ver”.
Sin embargo, Cuellar agrega: “No es truculenta, y si lo es, lo oculta muy bien”.
Cuellar dice que con Fox y Sahagún hubo más recursos que con Medina para gastos de comunicación: “creo muchas dependencias tenía que generar una imagen lo que creaba mucho gasto en comunicación”.
¿y también porque el proyecto era apuntar hacía la presidencia?
Sí, porque, además, ellos lo consideraban un factor de su política de conseguir objetivos: generar una opinión favorable y luego cosechar, lo que no siempre les funcionaba.
Martha Sahagún también llevo a cabo, con la asesoría de Alejandro torres, una campaña para recular bardas en todo el estado con frases sacadas de libros de superación personal, con la frase que se convirtió en el lema del gobierno del estado: “Guanajuato, tierra de oportunidades”, copiada por torres en estados unidos.
¡Martha, Martha! La llamo Fox cuando las vio, dime, Vicente.
¿Qué son estas pendejadas?
Vicente, Vicente, son para la imagen del estado.
Martha Sahagún rechaza que a lo largo de su historia como vocera y jefa de comunicación social de Vicente Fox haya utilizado la publicidad en los medios de comunicación para presionar a los dueños de las empresas, y así “a callar y deshacerse de reporteros incomodos”.
Sin embargo, reconoce que durante la campaña presidencial si hablo en muchas ocasiones “con directores de información, con locutores y dueños de empresas periodísticas, para dar a conocer lo que se consideraba que no estaba siendo lo suficientemente objetivos en términos de información, que estaba sacando de contexto”.
Agrega que también se comunicó con dueños de periódicos y concesionarios de radio y televisión, no para hablar mal de algún reportero, quizás de nuestras diferencias en cuanto a actitudes, cuando no lográbamos ponernos de acuerdo.
Y es que, justifica la campaña presidencial “no era cualquier cosa, y entonces, no se podía actuar con ligereza ni con sutileza”.
Acepta que durante la campaña presidencial hubo “dos que tres molestias con los reporteros” ¿corajuda? No soy corajuda, me exijo mucho a mí misma, soy muy disciplinada o cuando menos pretendo serlo, y hago todos los esfuerzos que necesito para ejercer mi responsabilidad con suma disciplina y, obviamente, no puedo exigir algo que yo no ejerzo.
¿y cuando se rompe la disciplina?
No me gusta que se rompa.
Pero, ¿cuándo sucede?
Soy enérgica cuando sucede. Soy enérgica conmigo misma y con quienes forman mi equipo de trabajo.
¿Cómo se involucró Martha Sahagún en las tareas de comunicación social?
Fue un proceso natural, se fue dando por sí mismo mediante un trabajo realizado con mucha física, con mucha convicción, con mucha pasión, con mucho amor. Ingrese en este mundo de la política en1988, pero tuve mi primer responsabilidad pública en 1995, en el gobierno de Vicente Fox en Guanajuato. Ahí se me abrió esta hermosa posibilidad de servicio público y a partir de ahí se fue dando un proceso natural en el área de comunicación social de Guanajuato, que no era un área de prensa, sino que tenía una amplia responsabilidad pública, pues tenía que ver con la imagen del gobernante, medios alternos, relaciones públicas y con establecer una serie de mecanismos que nos permitieran estar cerca de la población, despertar un buen ánimo en la gente, entusiasmo, una aceptación de ir hacia adelante, que dio como resultado un gobierno exitoso para 4 millones 500 mil guanajuatenses al final de su mandato. Ese fue mi trabajo.
“cuando el entonces gobernador en 1997 dijo que buscaría la presidencia de la república, me sume a esa convicción, a ese trabajo político, de tal manera que el ámbito de trabajo era mucho mayor, el abanico se abría, ya no había que trabajar solo en Guanajuato, había que extender relaciones y contactos con medios nacionales, el liderazgo nacional”.
Una vez lograda la candidatura para la presidencia de la república, el reto era mucho mayor pero de manera muy afortunada pudimos integrar un gran equipo de campaña, no solo en el ámbito de la comunicación social que fue un éxito, con mucha entrega, de no trabajar por un sueldo, sino realmente por un ideal. La unión de este equipo no se doblego ante nada y ante nadie, cualquier tropiezo que pudo haberse visto como un error, nosotros lo vimos como una área de oportunidad para salir adelante con ánimo redoblado y renovado para poder vencer al contrincante. El resultado final fue el producto de este trabajo, liderado por Vicente Fox, con su enorme carisma, y trasparencia, su amor por México, su disciplina. Sin embargo, se trata de un primer paso, pues el triunfo el verdadero triunfo de los mexicanos se verá en el próximo sexenio con un gobierno exitoso.
¿Qué estructuras rompe Martha Sahagún al entrar en contacto con los grandes de la prensa mexicana?
Debo reconocer que nunca hubo rechazo ni puertas cerradas, siempre hubo un trato amable, siempre fui bien recibida.
¿Pidió Martha Sahagún ya sea un director de noticias, a un dueño de un medio de comunicación que retiraran de la campaña a tal o cual reportero que les resultaba incomodo?
Lo voy a decir con estricto apego a la verdad: Martha Sahagún si hablo para dar a conocer lo que se consideraba que no estaba siendo lo suficientemente objetivo en términos de información, en términos del contexto en el que se estaba dando la campaña. Martha Sahagún nunca llamo para hablar mal de nadie en cuanto a la persona, quizás si por diferencias en cuanto a actitudes, cuando no nos lográbamos poner de acuerdo, pero, además, no era ni soy nadie para decirle a ningún medio a quien quite y a quien ponga. Pero si creo todos tenemos la libertad de poder establecer buenas relaciones y poder decir lo que, desde nuestro propio punto de vista, puede resultar mejor, porque la campaña no era cualquier cosa. Era una responsabilidad enorme la que teníamos enfrente, para terminar con un régimen de 70 años. Entonces, no se podía actuar con ligereza ni actuar con sutileza.
¿Recuerda algún caso en particular en el que se hayan generado roces con los reporteros?
Mira, creo que nunca se provocó ningún escozor, hubo dos que tres molestias, que fueron ventiladas a su tiempo. Ese tiempo ya paso no le veo ningún sentido volver a mencionarlas en este momento que estamos viviendo en otra etapa.

Loading Facebook Comments ...