Quien es Quién/Noé Farrera Morales/TRANSCURRIÓ EL DIA ESPERADO DE LOS COMICIOS. TRAGEDIA SOCIAL EN SANTIAGO EL PINAR Y EN VENUSTIANO CARRANZA.

0
306

Como fue lo estipulado por el Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC) de Chiapas, a las ocho de la noche salió la primera encuesta de salida de la votación para la designación de Gobernador del Estado de Chiapas, quedando de la siguiente manera: Rutilio Cruz Escandón Cadenas del Partido Morena, Encuentro Social y Partido del Trabajo con el 51.7 % de votos; Roberto Albores Gleason de los partidos PRI y PANAL con un 17.7 %; Fernando Castellanos Cal y Mayor también con un 17.7 %; José Antonio Aguilar Bodegas de los partidos PAN, PRD y MC con el 15.5 % y por ´´ultimo el candidato independiente Jesús Alejo Orantes Ruiz con un 5.4 %. Estos resultados demoscópicos son de Consulta Mitokski encabezada por Roy Campos.

Hasta ahí todo bien, desafortunadamente en la ciudad de Venustiano Carranza se perdió una vida joven, producto de las pasiones y emociones fuertes que se desataron con las elecciones. Hasta las tres de la tarde todo transcurría con normalidad, hasta que a bordo de una camioneta pick-up de color vino dos personas estaban comprando votos de manera ostentosa a favor del Partido Verde Ecologista de México que postula como candidato a Omar Yucundo Coutiño Lazcano.

Los partidarios de Morena, Encuentro Social y del Trabajo, organizaron unos equipos de caza- mapaches y se percataron de las actividades de los ocupantes de la camioneta color vino, que estaba estacionada casi frente al edificio de Teléfonos de México. En esa misma cuadra está situada la casa del señor Octavio Villanueva, tío del candidato Coutiño Lazcano.

El hoy occiso, de nombre Prisciliano Navarro, miembro de la Casa del Pueblo se acercó a la camioneta y les exigió que dejaran de estar comprando votos. Se cruzaron algunos insultos y desde dentro de la camioneta salió un disparo que le tocó en el pecho a Prisciliano Navarro, quien cayó y en cuestión de segundos expiró. Los presuntos responsables, Alfredo Magdaleno Ocampo y Alfieri Ortiz salieron huyendo a bordo de la camioneta y se perdieron del lugar de los hechos.

Conforme los miembros de la Casa del Pueblo supieron que habían asesinado alevosamente a su compañero, comenzaron a buscar a los presuntos responsables, pero estos se volvieron “ojo de hormiga”.

Enfurecidos, los campesinos de la Casa del Pueblo, se metieron al inmueble donde se estaban concentrando los documentos de la elección en marcha y quemaron todos los papeles que encontraron. No dejaron ni un solo documento.

Enseguida se dividieron y unos se fueron a la casa de campaña del candidato Coutiño Lazcano y destrozaron el mobiliario y la dejaron inhabitable. Otro grupo se trasladó a la casa del Fernando Nájera Peña, presidente municipal saliente y ahí también rompieron puertas, sacaron el mobiliario y quemaron todo lo que encontraron. Se espera que también tomen por asalto la casa del candidato del Partido Verde Ecologista, la destrocen e incendien el mobiliario. Afortunadamente la familia del presidente saliente y el candidato del Verde huyeron a tiempo, si no, hubiese habido otras tragedias.

La turba campesina ya desatada su furia, empezó a quemar coches y camionetas que estaban estacionadas en las calles aledañas de los hechos. Un cálculo conservador estima que los vehículos quemados son de ocho a diez.

Los hechos escandalosos y al mismo tiempo bochornosos nunca debieron haber sucedido, si en Chiapas hubiese autoridades con autoridad moral y previsoras en grado extremo para evitar esas asonadas. El manejo y el control político brillan por su ausencia, con lo que se demuestran que del gobernador para abajo, actúan de manera imprevisora, frívola y que no les interesa el pueblo de Chiapas.

A esto hay que aunarle los veinte heridos de bala en el municipio de Santiago El Pinar, producto también de la impericia política y del afán de imponer su particular capricho. Y si se hace una investigación hemerográfica tenemos parecidas explosiones sociales en San Juan Chamula, en Oxchuc, en Simojovel y tantas otras tragedias que han cobrado vidas y bienes.

Loading Facebook Comments ...