Quién es Quién/VERGONZOSOS ENJUAGUES PARA PROTEGER A MANUEL VELASCO/Noé Farrera Morales

0
142

Esos enjuagues que se están llevando a cabo con el Poder Ejecutivo chiapaneco, son vergonzosos en grado extremo, tanto en la finalidad, que es la de proteger las raterías de todo un régimen de gobierno, encabezadas por Manuel Velasco Coello en papel de la banda del Automóvil Gris y los a ladrones son casi todos los funcionarios de su gobierno, excepto las honrosas excepciones que pueden contarse con los dedos de la mano.

En este costal de sinvergüenzas de los que hablamos, están adentro los diputados del Congreso local que legalizaron los malabarismos realizados y los saltos dados en los columpios y en caso más descarado, en los trapecios políticos.

El “meco” del que hablamos llegó al gobierno cobijándose el Partido Verde Ecologista de México; pero cuando empezó con sus devaneos y diversos coqueteos políticos, en sus sueños guajiros en compañía de sus efebos, ya se sentía candidato a presidente de la república, pondría al Zanja Negra o a Fercaca en el juego por la gubernatura del apaleado estado de Chiapas y como presidente municipal de Tuxtla Gutiérrez sería el premio que le tocaría a Carlos Penagos.

Pero las aventuras de candidaturas y actos preelectorales salen caras, muy caras, pero de qué se preocupaba Manolo Velasco se tenía al presupuesto del estado de Chiapas a su disposición. Nunca le preocupó que esos fondos estuviesen calendarizados, dosificados y con su correspondiente especificidad.

Para eso tenía a su Secretario de Hacienda, joven de no malos bigotes como al Güero le gustan, de confianza y que también le entraba con fe a los dineros mal habidos, así que a meterle mano con fe y confianza al erario chiapaneco. ¡Ay el que venga atrás que arree!

Aquí estuvo su primera carencia de Manuel, ya había fallecido el tío Manuel Camacho, quien era un político de categoría y ya no existían sus consejos. Y todo le falló al meco Manolo. Quiso avasallar al aparato político, pero no tuvo la fuerza política necesaria. Quiso madrugar pero le madrugaron. Pagaron espectaculares, gacetillas, programas de radio y televisión; hicieron un escandaloso dispendio.

Cuando todo le falló a Manuel, vino su salvavidas, el Peje López Obrador; amigo de la familia y con magníficas relaciones con el abuelo Fernando Coello, amigos desde hace muchos años. Así que en el Peje están cifradas las esperanzas de Velasco Coello pata evitar dar con sus huesos en la cárcel y que se aclare el destino de la millonada de pesos que desaparecieron en los bolsillos de amiguitos, comadres y colaboradores tentones.

Tiene que aclararse los millones de pesos del presupuesto educativo para los maestros recientemente nombrados y que les adeuden desde 2014 y 2015. Los dineros de las medicinas, del equipo médico y los insumos de los centros de salud y hospitales de Chiapas, que también son miles de millones.

Ei dinero de la Secretaría de Infraestructura, actualmente de Obras Públicas que se hizo humo entre los diversos secretarios y primos del gobernador. El dinero de una de las cajas chicas del gobierno, el SMAPA que a pesar de que cobra puntualmente nunca hay dinero. Apenes hace diez días que hubo una crisis con el servicio de agua potable, en el que se hizo la faramalla de correr a unos cuantos. La crisis del agua ya volvió, ahora con el adeudo millonario a la CFE porque el SMAPA no ha pagado el consumo de energía. Las oficinas del Smapa alquilaron plantas generadoras con motor a gasolina para seguir funcionando.

El SMAPA capta más de un millón de pesos cada mes; por lo que es incomprensible que el organismo esté tan endeudado. Aunque se entiende por los robos, las metidas de mano y los “aviadores” que cobran en SMAPA. Un cero en conducta para Carlos Molano, por lo menos en el asunto del agua para la ciudad.

Esperemos que el Peje López Obrador y Rutilio Escandón no se hagan cómplices de los atracos al estado de Chiapas cometidos por el Güero, sus amiguitos y sus correspondientes escarabajos. Los chiapanecos no quieren venganza sino justicia para los delincuentes.

Miguel de la Madrid dejó el ejemplo, desaforó a los senadores el “Negro” Arturo Durazo Moreno y al ingeniero Jorge Díaz Serrano y los mandó a calentar tabique. Porque si no hay justicia, los chiapanecos perderán la esperanza y esto se pondrá peor cada día.

Y lástima del rayito de esperanza.

Loading Facebook Comments ...